Cirugía estética

Lifting facial

El lifting facial es una intervención quirúrgica destinada a rejuvenecer la cara y el cuello de una persona para retrasar el aspecto envejecido debido al paso de los años, la exposición al sol y agentes medioambientales, estrés, mala alimentación, alcohol, tabaco, etc.

Consiste en levantar un "colgante" de piel, grasa y músculos, tensarlos y eliminar el tejido sobrante, colocándolo de tal manera que damos un aspecto más tenso y juvenil al paciente. Es una cirugía compleja, delicada y meticulosa. El lifting menos agresivos, pero altamente efectivo, es el LÍFTING cervicofacial. Se trata de una incisión muy disimulada que rodea la oreja y consigue estirar la piel y los músculos de la cara, de modo que elimina las arrugas y la flacidez existente.

La intervención se realiza bajo anestesia local más sedación. En otros casos y según el paciente, también podemos utilizar anestesia general.

A las tres semanas se podrá hacer vida normal. Gracias a los tratamientos postoperatorios, la inflamación no es tan importante como años atrás, por lo que va disminuyendo gradualmente ya la semana queda muy poca. A los quince días el paciente puede hacer casi de todo, si bien todavía puede haber resto de algún morado.

No duele, sólo hay algún calmante los días 2-3 posteriores a la intervención. Puede notar picor en las zonas intervenidas o sensación de tirantez detrás de las orejas.

Se recomienda que durante 15 días se lleve una banda facial que sostenga la cara, el cuello y las mejillas para que se adapte mejor a la piel y reducir la inflamación.

Es necesario realizar drenajes linfáticos a partir de la primera semana de la intervención, para reducir la inflamación.

Hay que evitar la exposición del sol durante los dos primeros meses y posteriormente aplicar protección solar de factor alto a las cicatrices y hacer masaje con rosa de mosqueta.

A toda persona que debido al envejecimiento o malformación facial, o debido a una pérdida importante de peso, tiene una considerable flacidez cutánea y aumento de arrugas con el paso de los años.

Son mujeres aproximadamente de unos 50 años con el objetivo de rejuvenecer la persona. Conseguimos retrasar en 10 años el aspecto de la persona.

Como toda cirugía existen complicaciones. Todo depende de la técnica quirúrgica y sobre todo del paciente.

Una persona FUMADORA NO DEBE OPERAR a no ser que deje de fumar un par de meses antes, ya que el tabaco perjudica la recuperación de la intervención y hay más riesgo de hematomas, mala cicatrización y necrosis cutáneas.

La información presente en la web no remplaza si no complementa la relación médico-paciente. En caso de duda consulte con el médico de referencia. Haz clic aquí y reserva ahora tu visita