Cirugía estética

Rinoplastia (Cirugía de Nariz)

La RINOPLASTIA es una cirugía muy frecuente tanto en hombres como en mujeres. Una nariz grande, desviado, curvado, aguileña, debido a la genética o una deformidad postraumática, hace que una persona no se sienta bien consigo misma, de modo que opte por la cirugía, ya sea por problemas respiratorios o estéticos. Hay que buscar siempre una nariz que concuerde con la cara de la persona, una nariz bonita y natural.

Según la base anatómica de la nariz del paciente se pueden hacer diferentes mejoras:  

  • Reducir la longitud de la nariz 
  • Reducir la anchura de la nariz 
  • Inyectar cartílago para reforzar la nariz o remodelar 
  • Elevar la punta de la nariz 
  • Remodelación del tabique (septo / tabique) en casos de desviaciones 
  • Reducción de los orificios nasales

Preguntas frecuentes

Hay de dos tipos:

La RINOPLASTIA ABIERTA: en la que una parte de las incisiones se realizan en la columela nasal y pueden ser visibles, dejando una pequeña cicatriz. A veces es necesaria para obtener mejores resultados, sobre todo en desviaciones o narices ya operados.

La RINOPLASTIA CERRADA: las incisiones van por dentro de los orificios nasales y no se aprecian, se realiza normalmente por motivos estéticos. Es la más utilizada.

La intervención dura entre 1 hora y 1 hora y media dependiendo del tipo de intervención, y se recomienda ingreso de una noche en la clínica.

Habitualmente se realiza bajo anestesia local y sedación. En casos de remodelación del tabique (septo / tabique) se suele utilizar anestesia general suave. Como siempre, depende del paciente y la técnica empleada.

Normalmente se coloca un taponamiento, una gasa colocada por los orificios nasales para evitar la hemorragia de la zona, que se retira al día siguiente. En algunos casos se llevará 2-3 días y otras veces no hay ni poner el taponamiento, depende de la intervención.

También se coloca una férula que se ha de llevar una semana. Durante varios meses la nariz estará ligeramente hinchado e irá desinflamando hasta la total recuperación, que se considera de un año. Asimismo, pueden salir morados. Para que desaparezcan todos los morados deben pasar 15 días. De todas formas, normalmente pasada una semana ya podemos empezar a hacer vida normal.

Por suerte NO duele. La verdad es que no suele hacer daño y normalmente ni siquiera se requieren calmantes, sólo algún antiinflamatorio para disminuir la inflamación. La recuperación es muy buena.

Como en toda intervención quirúrgica puede existir hemorragia, hematomas, inflamación o mala cicatrización.


La información presente en la web no remplaza si no complementa la relación médico-paciente. En caso de duda consulte con el médico de referencia.
Haz clic aquí y reserva ahora tu visita