682 85 08 75

Pide cita sin compromiso

Abdominoplastia y Mini Abdominoplastia

La Dermolipectomía Abdominal o Abdominoplastia es uno de los motivos fundamentales por lo que consultan nuestras pacientes es por mejorar la zona abdominal quirúrgicamente. Curiosamente, la mayoría de ellos/as ya han probado otros métodos no-quirúrgicos para solucionar su aspecto abdominal (horas de gimnasio, tratamientos cosméticos, tratamientos no-invasivos, etc..) sin resultado satisfactorio.

Mediante la Abdominoplastia conseguiremos un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha. Este procedimiento puede reducir drásticamente el aspecto abombado del abdomen y disminuye notablemente la cintura en 2 o 3 tallas.

Son mujeres la mayoría de pacientes que demandan ésta cirugía debido a las secuelas que le ha dejado los embarazos (piel caída y fláccida, abdomen abombado, estrías, cicatrices verticales de cesáreas anteriores, etc…), aunque últimamente también los hombres deciden someterse a este embellecimiento de la zona abdominal debido a las secuelas de adelgazamientos rápidos o tras ser sometidos a una cirugía endoscópica o bariátrica de la obesidad en la cual han llegado a perder más de cuarenta kilos de peso a la vez. Gracias a la abdominoplastia, somos capaces de reducir la flacidez, estrías y arrugas, así como el exceso de piel que se ha apoderado del abdomen de una persona.

En la Cirugía Plástica actual no existe un único método para solucionar estos problemas, ya que pueden variar según sea el caso, y cada uno de ellos depende de:

  • Estado de la piel.
  • Cantidad de grasa abdominal que tenga el paciente.
  • Estado de los músculos abdominales.

En el pasado, los pacientes que buscaban una solución para mejorar la estética de su abdomen sólo tenían una sola posibilidad: La abdominoplastia clásica con trasposición del ombligo. Las técnicas más nuevas de hoy en día nos demuestran que una Liposucción combinada con la abdominoplastia ha mejorado nuestra capacidad de lograr mejores resultados.

Por otro lado, el tratamiento de un paciente con pérdida de peso masiva en el que no hay demasiada grasa, sino el problema radica en una extrema flaccidez de la piel, exige técnicas más agresivas y avanzadas para reparar este problema.

Tabla de interés

Cirugía Capilar Hospitalización Duración Intervención Anestesia Duración Recuperación
Abdominoplastia No 120 min General 20 días
Miniabdominoplastia 1 día 60 min General 10 días

PROCEDIMIENTO

Lo primero que se hace en un injerto de barba es rapar la zona donante para extraer las unidades foliculares que se vayan a necesitar. Para una barba suelen ser entre 500 y 2000 injertos, aunque dependerá de la cantidad de vello que se quiera injertar.

El implante de barba es parecido al implante de cejas y se ha de ser muy minucioso con cada uno de los injertos. Se tiene que respetar el ángulo del crecimiento de pelo y la dirección que toma éste.

Además, las unidades foliculares solo son de 1 o 2 cabellos, porque en la barba estas unidades foliculares no son muy densas.

¿CUÁNDO ESTÁ INDICADA LA CIRUGÍA DE ABDOMINOPLASTÍA?

Está indicada, tanto en hombres como en mujeres, en los siguientes casos:

  • Aumentos y disminuciones repetidas de peso.
  • Embarazos.
  • Abdomen prominente o caído.
  • Los resultados de la Dermolipectomía son buenos en pacientes con sobrepeso, preocupados por su abdomen, que no mejoran con dieta y ejercicio.
  • La Dermolipectomía también es útil en mujeres que han tenido varios embarazos, tienen el abdomen con exceso de piel, estrías y han perdido tono muscular.

¿CUÁNTO DURA LA INTERVENCIÓN?

Una dermolipectomía completa suele durar entre 2 y 3 horas. En caso de mini-dermolipectomía, la duración puede estar comprendida entre 1 y 2 horas.

¿SENTIRÉ ALGO DURANTE LA CIRUGÍA?

La valoración pre-anestésica es fundamental. Sirve para prepararte adecuadamente para el acto quirúrgico; con el tiempo necesario para poder normalizar cualquier parámetro alterado y evitar cualquier complicación no prevista. El nivel actual de anestesia es de máxima seguridad.

Habitualmente, se realiza una anestesia general. En casos de mini-dermolipectomía, se puede realizar una sedación acompañada de una anestesia epidural.

1r. PASO: TOMAR TUS MEDIDAS ACTUALES

Este primer paso en la exploración es sumamente importante, y – además de tener presente una Historia Clínica completa con los antecedentes médicos del paciente – medimos al paciente usando un gráfico especial para anotarlo.

Existen diversas:

Existen diversas técnicas para realizar esta intervención, y cada una de ellas se aplica dependiendo del peso y volumen de tejido graso existente, del estado de la piel, de la distancia que en la actualidad exista entre el comienzo del abdomen y el ombligo y del estado de los músculos abdominales. Tendremos en cuenta además la existencia de cicatrices previas, ya que podemos eliminarlas también con esta cirugía.

2do. PASO: ELEGIR LA TÉCNICA

Una vez vistos todos los parámetros anteriores y de analizarlos, indicamos la técnica más conveniente en cada caso, que pueden ser:

  • Liposucción sola o de Alta Definición: Si los músculos abdominales están en buena posición y la piel es de buena calidad.
  • Lipoabdominoplastia completa clásica y liposucción de abdomen y laterales. (Técnica de Saldanha).
  • Midiabdominoplastia completa sin translocación umbilical (sin cicatriz alrededor del ombligo) combinada a liposucción de abdomen y laterales. (Técnica de Liacyr Ribeiro modificada).
  • Miniabdominoplastia combinado con liposucción de abdomen y flancos. Solo se actúa sobre abdomen inferior. Habitualmente combinado con una liposucción 3D del abdomen superior.
  • Abdominoplastia ampliada en flor de Lys: Técnica solo reservada para pacientes que han sido sometidos a una brutal pérdida de peso… y que no sean fumadores.

En todas estas técnicas, la reconstrucción muscular cuando los músculos están separados es una etapa obligatoria

En numerosas ocasiones, nos encontramos con que el paciente tiene una hernia, ya sea inguinal o en el ombligo. A veces el paciente ya lo sabe… aunque hay otras que el diagnóstico de la hernia lo hacemos nosotros durante la consulta.

Si encontramos una hernia, será un motivo doble para la operarse: No solo no contraindica esta cirugía, sino que aprovechamos el momento de la intervención para solucionar la hernia mediante una hernioplastia con malla abdominal.

3er. PASO: LA INTERVENCIÓN

RECOMENDACIONES PRE-QUIRÚRGICAS

Se debe de evitar la toma de Aspirina o complejos vitamínicos ricos en Vitamina E.

En pacientes muy fumadoras/es (un paquete diario o más), deben de reconsiderar el someterse a esta intervención, ya que la mayor parte de las posibles complicaciones (mala cicatrización, necrosis, étc…) van de la mano del tabaquismo.

¿CÓMO ES EL PORTOPERATORIO?

 

Después de la intervención, la paciente queda ingresada la primera noche en el Hospital y normalmente se le da de alta al día siguiente de la intervención.

Los primeros días el abdomen estará inflamado, puedes notar alguna molestia o ligero dolor. Para evitarlo, te recetaremos antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos.

La intervención quirúrgica normalmente no acostumbra a doler, pero hay una gran sensación de tirantez durante la primera semana, semejante al postoperatorio de una cesárea. Esta sensación de tirantez es debido a la plicatura (puntos de sutura) para juntar los músculos abdominales, por lo que el/la paciente debe guardar reposo durante un plazo de 15-20 días.

Después de la intervención de Abdominoplastia, te colocaremos una faja abdominal que llevarás todo el mes y ayudará a reducir la inflamación del abdomen y a evitar complicaciones (seromas).

 

 

Las cicatrices que rodean el ombligo y las del abdomen inferior irán mejorando con el paso del tiempo. En ocasiones, a partir de los seis meses, es preciso realizar una revisión de las cicatrices con anestesia local.

La sensibilidad del abdomen puede alterarse, en ocasiones de forma permanente (menor sensibilidad).

Como posibles, aunque raras complicaciones, cabe mencionar la pérdida de vitalidad (necrosis) de la piel situada por encima del pubis y que puede requerir un tratamiento postoperatorio más prolongado. Igualmente, pueden aparecer seromas y/o hematomas que requieran evacuación (drenarlos).

El reposo no es en cama, sino evitar hacer esfuerzos físicos. Después de este plazo, la paciente puede empezar a hacer sus tareas habituales. Grandes esfuerzos pueden realizarse a partir del primer mes a mes y medio después de la cirugía.

¿CUÁNDO VERÉ LOS RESULTADOS?

Los resultados de la Dermolipectomía, ya sea completa o mini, son muy satisfactorios. Se elimina el excedente de piel y grasa del abdomen, a la vez que se refuerza la pared abdominal. El resultado es definitivo y favorable, un abdomen firme y aplanado, con una cintura más estrecha y afinada.

Las cicatrices, a partir del 5º-6º mes irán mejorando mes a mes. Hasta los 9-12 meses no se aplanarán. Después se tolerarán muy bien y apenas serán visibles.

¿EXISTEN RIESGOS?

La Abdominoplastia es segura, siempre que sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Los riesgos son muy escasos. Como te hemos comentado, la visita pre-anestésica y la del cirujano son vitales para tu seguridad.

Las complicaciones de esta cirugía son: hematomas, seromas, necrosis…

¿CUÁLES SON LOS CONTROLES POSTOPERATORIOS?

Una vez dada de alta en la clínica, acudirás a la consulta a las 48-72 horas para destaparte el vendaje y realizar la cura. Llevarás la faja durante todo el mes siguiente; día y noche.

A partir de los 6-9 meses, revisaremos las cicatrices por si se tuviese que actuar sobre ellas.

Cuando todo se haya normalizado, al cabo de un año, te daremos el alta quirúrgica.

Profesionales de la especialidad

Pide cita sin compromiso

×

¿Podemos ayudarte?

Envíanos un mensaje a través de WhatsApp y te responderemos lo antes posible.

×