682 85 08 75

Pide cita sin compromiso

Quistes de Cordón

Los quistes de cordón suponen una condición quística localizada dentro del escroto. Su tamaño puede ser de unos pocos milímetros o de muchos centímetros. El espermatocele es una retención quística de la cabeza del epidídimo distendido o de un túbulo de la rete-testis con un fluido lechoso seminal que almacena espermatozoides. Los quistes de cordón, por lo general, no duelen. Las personas con espermatoceles grandes pueden experimentar molestias.

Los síntomas del espermatocele no se aprecian durante un examen visual, ya que se encuentran dentro del escroto, pero sí que se pueden sentir. El quiste de cordón es un bulto firme de una textura lisa. Dicho bulto se encuentra detrás del testículo o cerca de la parte superior.

Normalmente, los quistes de cordón se diagnostican durante un examen físico anual ante cualquier signo de crecimiento testicular. Aparecen en el escroto y suelen ser benignos, por lo que no son señal de cáncer testicular. Si el espermatocele crece demasiado, el paciente experimenta pesadez en la zona y es posible que note dolores en los testículos.

Otro problema podría ser la aparición de una masa en el escroto. Si el paciente nota un bulto en el escroto debe comunicárselo al médico para descartar problemas más graves y realizar un tratamiento adecuado.

Tabla de interés

Cirugía Corporal Hospitalización Duración Intervención Anestesia Duración Recuperación
Quistes de Cordón 1 día 60 min General 10 días

Tratamiento

Después de aplicar la anestesia general, el cirujano realizará una incisión pequeña en el escroto. La membrana que recubre el espermatocele y el testículo se abrirá. A continuación, se separará y cortará el espermatocele del testículo. Una vez hecho esto, se extirpará.

Por último, se cerrará la incisión con una cinta quirúrgica o puntos de sutura. Es muy probable que el cirujano utilice un pequeño tubo para drenar la sangre o el líquido durante un periodo corto de tiempo.

Beneficios

El tratamiento de los quistes de cordón es muy útil si estas formaciones causan muchas molestias al paciente por ser especialmente grandes, ya que las elimina y mejora considerablemente su bienestar en el día a día.

Postoperatorio

Cuando el paciente se haya recuperado de la anestesia podrá salir del hospital sin problemas. Si desea tener una recuperación favorable de la extirpación de los quistes de cordón, al regresar a casa, debe seguir los siguientes consejos:

Evitar conducir y tener relaciones sexuales hasta que lo indique el médico. El paciente no debe retirar las vendas y tendrá que mantenerlas en su lugar, además de preguntarle al médico cuándo se puede duchar, bañar o realizar baños de inmersión después de la operación. Es recomendable aplicar compresas de hielo en la zona para aliviar el dolor y la hinchazón después de la cirugía de la extracción del espermatocele.

Para elevar la zona cuando esté en la cama, vendrá bien que el paciente utilice toallas enrolladas. Lo más probable es que el médico le recomiende usar ropa interior holgada durante unos días. Hay que evitar hacer actividades físicas intensas hasta que el especialista diga cuándo es seguro realizarlas.

Es importante no olvidarse de tomar los medicamentos que se indican para combatir el dolor después de la espermatocelectomía.

Profesionales de la especialidad

Pide cita sin compromiso

×

¿Podemos ayudarte?

Envíanos un mensaje a través de WhatsApp y te responderemos lo antes posible.

×