682 85 08 75

Pide cita sin compromiso

Reducción Aureola

La reducción de la areola es una intervención que busca embellecer el aspecto del pecho. Es un proceso quirúrgico sencillo y que se realiza con anestesia local.

Con la operación de reducción de areola se consigue una disminución del tamaño de la piel pigmentada alrededor del pezón. Hay varias causas por las que la areola del pecho puede aumentar su tamaño, ya sea por causas genéticas, tras un cambio hormonal durante la pubertad o tras un embarazo, siendo la cirugía la única forma de disminuir su tamaño.

Es habitual que una operación de reducción de areola se realice junto con una operación de reducción del pezón, reducción de ginecomastia, reducción de senos, o bien una elevación de pecho, aumento de mamas, corrección del pezón invertido, etc. No obstante, si el paciente así lo quiere también puede realizarse únicamente la operación de reducción de areola.

Tabla de interés

Cirugía Corporal Hospitalización Duración Intervención Anestesia Duración Recuperación
Reducción Aureola No 30 min Local 1 día

Tratamiento

La intervención de reducción de areola consiste en eliminar una delgada capa de piel superficial y suturar mediante un hilo muy fino para prevenir cualquier tipo de cicatriz.

El tamaño desmesurado de la areola es habitual en pacientes con senos grande o con ptosis mamaria (pecho caído). Además de modificar el aspecto de la areola, muchas mujeres deciden aprovechar la intervención para realizarse una reducción o elevación de las mamas, con el fin de conseguir una silueta más armonizada.

Por lo tanto, se suelen llevar a cabo varios procesos en la misma intervención: reducción de las dimensiones de la areola, elevación y reubicación del pezón, reducción del tamaño del pecho y su total recolocación, realizando un corte único. Es decir, reducirla sin desprendernos del tejido, por lo que no será necesaria más de una incisión.

Los pacientes con pechos tubulares (es decir, con malformaciones) también suelen precisar de una cirugía para corregir el aspecto de sus areolas.

Después de someterse a una reducción de areolas se adquiere una forma más redondeada y estética, cambiando el aspecto tubular anterior. En estos casos, para lograr un resultado óptimo, se recomienda aumentar también el tamaño de las mamas mediante una intervención de aumento de pecho.  

Beneficios

El objetivo es embellecer el aspecto del pecho y aportarle seguridad y confianza al paciente a través de las distintas técnicas que utilizamos en una única Cirugía.

Gracias a esta pequeña operación no solo se consigue reducir el tamaño de la areola, sino que se contribuye a una mejora más que evidente en las proporciones de los senos. Este es el motivo por lo que resulta muy satisfactoria para los pacientes, que empiezan a apreciar los resultados a partir de las tres primeras semanas.

El postoperatorio no es para nada demasiado molesto. Si la reducción es muy sencilla y no se realiza ninguna otra operación, los pacientes pueden recuperarse tranquilamente en su casa desde el primer día, sin necesidad de ingreso hospitalario. Pasados 2 o 3 días después de la cirugía, se podrá hacer vida normal y regresar al trabajo.

Postoperatorio

En la mayoría de los casos, únicamente se utiliza anestesia local y sedación ambulatoria, sin necesidad de un ingreso hospitalario.

Los pacientes pueden recuperarse en casa tranquilamente siguiendo las recomendaciones de postoperatorio indicadas por el cirujano.

La recuperación tras una corrección de areolas es rápida, consiguiendo resultados definitivos visibles a partir de las tres primeras semanas tras la intervención, en función siempre de la capacidad de cicatrización de cada paciente.

Profesionales de la especialidad

Pide cita sin compromiso

×

¿Podemos ayudarte?

Envíanos un mensaje a través de WhatsApp y te responderemos lo antes posible.

×