682 85 08 75

Pide cita sin compromiso

Sonrisa Gingival

¿Qué es la corrección de la sonrisa gingival con bótox?

Se aplica la toxina botulínica o el bótox en la corrección de la sonrisa gingival con el propósito de evitar la sobreexposición antiestética de las encías superiores cuando el paciente sonríe.

Tratamiento

La técnica de bótox en la sonrisa gingival consiste en la inyección de microdosis de toxina botulínica en el músculo encargado de elevar el labio superior de la boca, relajándolo y evitando así su acción excesiva. De esta manera, el paciente no mostrará sus encías superiores de manera antiestética.

La corrección de la sonrisa gingival con bótox es un tratamiento que se realiza en consulta y es extremadamente sencillo, se realiza en aproximadamente 15 minutos sin necesidad de anestesia ni cirugía.

Los resultados de la inyección serán completamente visibles a los 5to día de su aplicación y la duración del tratamiento será de aproximadamente de 4 meses.

Beneficios

  • No necesita cirugía ni cuidados especiales.
  • Se aplica en sesiones en consulta y dura aproximadamente 15 minutos.
  • Es una técnica absolutamente indolora y cero invasiva.
  • No suele causar efectos secundarios perjudiciales.
  • Los resultados son duraderos (aproximadamente entre 4 y 5 meses) y en pocas horas.
  • Mejora el aspecto de la sonrisa del paciente.
  • Disminuye la tensión en el músculo elevador del labio superior.

Postratamiento

La técnica de bótox para corregir la sonrisa gingival no precisa casi de acciones o cuidados especiales en las horas posteriores al tratamiento, ya que es una técnica que no es en absoluto invasiva y permite retomar de inmediato la vida normal del paciente.

Como en cualquier técnica que implique la inyección de toxina botulínica, no se recomienda que, durante las horas posteriores a la aplicación, el paciente permita el contacto de la zona tratada con cualquier superficie.

CONTRAINDICACIONES

Las contraindicaciones del tratamiento de bótox para corregir la sonrisa gingival son mínimas. Como factor común para todas las intervenciones con bótox, deberán evitar utilizar esta técnica personas con alergia a la toxina botulínica y pacientes que tengan infecciones activas en la zona a tratar.

En casos muy específicos, puede que surjan mínimos hematomas o enrojecimientos en las zonas de aplicación, pero estos desaparecerán rápidamente.

Profesionales de la especialidad

Pide cita sin compromiso

×

¿Podemos ayudarte?

Envíanos un mensaje a través de WhatsApp y te responderemos lo antes posible.

×