682 85 08 75

Pide cita sin compromiso

Técnica DHI

Implantación Directa del Cabello o tratamiento con Implanters  (DHI), se trata de un método de implante capilar en el que los folículos se implantan de uno en uno en el área receptora o despoblada de forma directa. Permite marcar individualmente, para cada cabello, la profundidad, la dirección y el ángulo necesarios. El Implanter es el material utilizado para llevar a cabo dicha técnica, el cual ofrece unos resultados naturales y visibles.

Gracias al tratamiento DHI, se reduce el tiempo que los folículos están fuera del cuero cabelludo, por lo cual mejora la supervivencia de las unidades foliculares.

No todos los folículos que se extraen son útiles para este tipo de tratamiento. Esto dependerá de su correcta hidratación para evitar que puedan romperse en la extracción. Con la técnica DHI, tanto la temperatura del injerto como el tiempo que se tarda en extraer el folículo capilar son muy importantes.

TRATAMIENTO

Para realizar un injerto capilar por DHI se valorarán cuáles han de ser las áreas de extracción y cuáles las donantes y serán rapadas.

Después, se dibujarán las zonas receptoras, acordadas previamente por el paciente, y se anestesiarán las partes a intervenir. Cuando la anestesia haga efecto, el especialista se asegurará de que la intervención no provoque ningún dolor al paciente. Uno a uno, se extraen los folículos conservando la dirección y el ángulo de los injertos.

Se implantan dichos injertos en las zonas que se hayan señalado y, gracias a la técnica DHI, se podrá dotar al paciente de una mayor naturalidad y densidad en su cuero cabelludo

BENEFICIOS

  • Diámetro de incisión de menor tamaño
  • Mayor densidad que con otros tratamientos
  • Cicatrización sin marcas y más rápida, con menos sangrado
  • Los folículos serán más saludables y fuertes
  • Se reduce el tiempo en el que los injertos están fuera del cuero cabelludo
  • Mejor ángulo, dirección y profundidad a la hora de colocar los injertos

POSTOPERATORIO

La técnica de injerto capilar DHI es prácticamente imperceptible pasados unos días.

No requiere incisiones en el cuero cabelludo debido a que no se usa ningún bisturí, por lo que el postratamiento es muy sencillo para el paciente. Al inyectarse las unidades foliculares directamente en la zona receptora, la cicatriz se cura de una forma muy rápida. Solo se necesitaría de un mínimo de medicación. Con la técnica DHI, la recuperación postoperatoria es mucho más fácil para el paciente.

CONTRAINDICACIONES

Someterse a un tratamiento DHI para un injerto capilar es un procedimiento muy seguro y existen pocos riesgos. Los posibles efectos secundarios de la cirugía DHI serían:

Incomodidad, aspecto de escasez capilar en el área que rodea la zona donante, cicatrices, irritación folicular, infecciones leves, pérdida excesiva de sangre o un resultado no deseado.

También se puede dar una respuesta de anestesia no deseada, aunque existe un gran porcentaje de reacciones adversas debidas más al estrés que a una reacción a la anestesia en sí.

Preguntas frecuentes

El método DHI facilita la posibilidad de obtener una mayor capacidad para injertar folículos en el cabello existente y así conseguir una mayor densidad del cabello.

La técnica FUE es ideal para cubrir grandes áreas por el uso de hojas de zafiro.

Porque no es necesario rasurar la zona receptora y porque la densidad obtenida es ligeramente superior a las otras técnicas de implante capilar. Existen diferentes tipos de implantes que dependen del diámetro y las características del folículo intervenido. La técnica DHI tiene mayor exactitud y precisión que otras técnicas. Además, los folículos colindantes y el cuero cabelludo quedan ilesos y prácticamente no sufren daño.

Profesionales de la especialidad

Pide cita sin compromiso

×

¿Podemos ayudarte?

Envíanos un mensaje a través de WhatsApp y te responderemos lo antes posible.

×